Ruta de los 7 Castillos, Luxemburgo

ruta-7-castillos-luxemburgo

Luxemburgo tiene muchísimos lugares interesantes que debes conocer y varias actividades por hacer y entre ella está la Ruta de los 7 Castillos de Luxemburgo o la Ruta del Valle de los Castillos o Ruta del Valle de los 7 Castillos.

Este es un tipo de paseo en el que podrás conocer los 7 castillos más importantes de Luxemburgo.

Estos se encuentran en el Valle de Eisch, un sitio lleno de vegetación, mucha historia, colinas y los 7 castillos que te adentrarán en una historia de cuento de Hadas. Los castillos que podrás visitar son el Ansembourg (Ambos), Koerich, Schoenfels, Mersch, Hollenfels y Septfontaines.

Y en caso de que desees conocer un poco más sobre estos castillos antes de visitarlos, aquí te contaremos cada detalle que necesitas saber.

Castillo de Koerich

Castillo-de-Koerich-luxemburgo

De los 7, este es el primer castillo que debes visitar, pues por cercanía, es la mejor alternativa.

Este está en un pequeño poblado y su construcción data de 1260, aunque tuvo algunas ampliaciones en 1304 que consiguieron que el castillo tuviera la apariencia gótica que aún se mantiene. Poco después, el castillo fue destruido en 1350, por lo que se conservan algunas partes originales como las torres.

Y aunque puedas verlo de forma gratuita, no podrás entrar pues es propiedad del estado. Así que solo resta mirarlo desde fuera y podrás ver el torreón de 11 metros de altura, las paredes de 11,6 metros y una impresionante construcción, que si eres amante de la arquitectura, sabrás apreciar.

Castillo de Septfontaines

Castillo-de-Septfontaines-luxemburgo

El segundo castillo que debes visitar es el de Septfontaines. Este se construyó entre 1783 y 1784. Originalmente, este castillo fue creado para que la familia de los hermanos Boch vivieran en él, por ello es que está lleno de dormitorios, salones y el comedor.

Años después, luego de la venta en 1914, fue comprado nuevamente en 1970 y se le realizó una renovación que es la que aún se puede ver.

Lo mejor de este castillo es que se encuentra muy cerca del anterior, puedes llegar en auto en solo 5 minutos auto o en autobús. Algo que debes tomar en consideración es que esta es propiedad privada, lo que significa que no podrás entrar, así que lo puedes mirar desde el exterior, que no está nada mal.

Te puede interesar: Luxemburgo en 1 día

Antiguo Castillo de Ansemburgo

Antiguo-Castillo-de-Ansembourg-luxemburgo

Por cuestiones de cercanía, este será el siguiente castillo a visitar. Se encuentra a solo siete kilómetros del castillo anterior y en auto es muy fácil de llegar. Su historia se remonta a 1639, en esa época la construcción inició en la parte central y la idea es que fuera una casa que se rodearía de altas murallas y magníficas torres.

Antes de que obtuviera el nombre actual, este edificio se llamaba “Maison des Forges” que en español sería “Casa de la acería” y poco a poco, como a la familia original le fue bastante bien, comenzó a tomar relevancia hasta obtener algunos títulos, por lo que en la actualidad el castillo está en manos del Conde de Ansembourg.

Lo bueno de este castillo es que podrás verlo por fuera y también por dentro, aunque sea propiedad privada. Además, podrás quedarte una noche allí si así lo deseas, pero esto sí tendrás que pagarlo, ya que el dueño ha convertido el castillo en un hotel medieval de gran estilo.

El Gran Castillo de Ansembourg

El-Gran-Castillo-de-Ansembourg-luxemburgo

Más reciente que el anterior, el Gran Castillo de Ansembourg tiene una construcción que data del siglo XVII y es una de las joyas arquitectónicas más importantes del país. Si vas, podrás encontrarte con los grandes y hermosos jardines que tienen una estética barroca bastante marcada. Además de que disfrutarás de la belleza de las fuentes.

Dar un paseo por este castillo es realmente mágico y una experiencia histórica única, por ello es que no puedes olvidar hacer El Paseo Mitológico, que es un lugar que está repleto de estatuas en honor a dioses griegos que son un auténtico atractivo.  

De hecho, este es considerado el castillo más hermoso de toda la ruta, pero también del valle Eisch entero. Y lo mejor de todo es que podrás visitarlo completamente gratis, así que es un plan extremadamente barato y con mucho por ver.

Castillo de Hollenfels

Castillo-de-Hollenfels-luxemburgo

Por su antigüedad, la historia del Castillo de Hollenfels es un tanto confusa. No se tiene una fecha exacta que indique su construcción, pero la primera mención que se le hace en textos es de 1129. Lo que sí sabemos es que es un castillo realmente espectacular. Cuenta con torres bastante altas de unos 39 metros además de la escalera en forma de caracol, que sí tiene fecha de construcción, pues se registró su proceso en 1380.

En cuanto a la manera en la que están dispuestos los espacios, en la planta baja está la sala del horno. Luego te encontrarás con el comedor que era utilizado por la servidumbre y finalmente llegarás a uno de los lugares más importantes, la Sala Gótica que era el sitio en el que los dueños siempre estaban.

Y claro, este era un castillo para vivir, por lo que está repleto de habitaciones con chimenea y grandes ventanas para admirar el hermoso paisaje.

En relación a sus dueños, este castillo ha pasado por muchos. El original era Hollenfeld y Elter, pero luego estuvo en manos de los franceses en 1680, para luego pasar a los españoles y una vez más a los franceses.

También tuvo varias remodelaciones, una de las más importantes fue en 1921, para que al final en 1948 el Estado tomara el edificio para convertirlo en un albergue de menores.

Castillo de Schoenfels

Castillo-de-Schoenfels-luxemburgo

Este castillo fue construido en 1292 y luego de pasar de un dueño a otro por matrimonios y convenios, en 1683 el edificio fue destruido parcialmente por los franceses.

Luego, en 1690 el castillo fue incendiado, pero años después comenzaron las reconstrucciones gracias a matrimonios que ocasionaron que el castillo siguiera cambiando de dueño.

Realmente este castillo ha sido habitado y comprado por muchas personas, la mayor parte de las veces por miembros de la realeza como condes y barones. Esto fue así hasta que en 1971 el estado de Luxemburgo realizó la compra del edificio.

En la actualidad no se puede entrar, y de acuerdo con información reciente se tiene planificado reformar la torre del castillo. Esto ha sido motivado por la gran cantidad de personas que lo visitan, pero aún no hay ningún proyecto desarrollándose.

Castillo de Mersch

Castillo-de-Mersch-luxemburgo

El Castillo de Mersch es el último castillo por ver, pero no el menos importante. Cabe destacar que tienes la opción de realizar la ruta de atrás hacia adelante. Es decir, puedes comenzar por este castillo y continuar con el resto, pero esto queda a tu elección.

El hecho es que este castillo se encuentra en una diminuta ciudad en el valle de Eisch, y es el más modesto que verás de los 7. Su construcción está hecha con piedra y el techo es de pizarra.

Hace algún tiempo quedó desprovisto de las murallas y el foso que estaba en la construcción original, y gracias a las restauraciones ha tenido diferentes cambios durante los años.

La construcción del castillo data de la Edad Media, específicamente en el año 1232. Luego, tras el asalto de las tropas borgoñas el castillo fue quemado, y casi de inmediato se reconstruyó.

La historia de este castillo ha sido un tanto difícil de seguir, pues ha pasado por bastantes familias, todas conformadas por nobles hasta que en 1960 el Estado obtuvo el castillo luego de que la comuna se lo vendiera. Pero después, la comuna volvió a tener posesión del castillo, específicamente en 1988 con un contrato de intercambio.

Con el último traspaso del castillo, este quedó en manos de la administración de la municipalidad y ahora se encuentran allí las oficinas del municipio, por lo que es un lugar privado que solo podrás ver por fuera.

Te puede interesar: ¿Qué idioma se habla en Luxemburgo?

¿Cómo hacer la ruta de los 7 Castillos de Luxemburgo?

Antes que nada, deberás llegar a Luxemburgo.  Si te encuentras en un país europeo, los vuelos suelen ser bastante baratos. En caso de que viajes desde otra parte del mundo, el costo de los vuelos aumentará considerablemente, pero te recomendamos hacer escalas o comprar el boleto con suficiente tiempo de anticipación.

Ahora, cuando ya estés en Luxemburgo, tienes varias formas de hacer el recorrido por la Ruta de los 7 Castillos. La manera más común de hacerlo es utilizando autobuses.

Afortunadamente, el sistema de transporte en Luxemburgo es eficiente y esta ruta es bastante popular, así que encontrarás autobuses que te lleven sin problemas.

También puedes hacer las visitas en auto, pero para ello deberás rentar uno, así que si tu presupuesto es reducido, quizá esta no sea la mejor opción.

De todas, una de las maneras más baratas de hacer el recorrido es en bicicleta. Como la distancia entre un castillo y otro no es tanta, puedes pasar el día recorriéndolos y viendo los paisajes del valle Eisch.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir