¿Cuál es la diferencia entre nacionalidad y residencia?

¿Cuál es la diferencia entre nacionalidad y residencia

Existe muchísimas personas que piensan que la nacionalidad y la residencia son sinónimos y que significan lo mismo, aunque la realidad del caso es que esto no es totalmente cierto. La nacionalidad y la residencia, aunque en muchos casos pueden ir relacionadas, legalmente son dos cosas totalmente distintas la una de la otra. Por ejemplo, se puede ser residente sin nacionalidad, y viceversa, ser naturalizado sin vivir en el país.

Si bien, ambas connotaciones van estrictamente de la mano, también es cierto que no poseen el mismo significado. Ver: ¿Qué es la doble nacionalidad?. En todo el mundo existen naturalizados que no viven en su país, y muchos otros inmigrantes que residen en una nación sin ser nacionalizados, y lo más peculiar, es que esto es algo que se ve muy a menudo en la actualidad y que proviene de tiempos inmemorables.

También se debe destacar que la ciudadanía no es lo mismo que la nacionalidad, por lo cual no se deben confundir, porque aunque son bastante similares, no son lo mismo.

La ciudadanía, a diferencia de la nacionalidad, si bien es un vínculo estrecho de relaciones de derechos y deberes entre el estado y el individuo, no te da la nacionalidad de dicho país, pero sí te da la residencia.

Ver artículo¿Qué determina la nacionalidad de una persona?. Veamos un ejemplo: Una colombiana llegó a Estados Unidos y se casó con un nativo, es decir, un estadounidense.

Por obvias razones, ella obtiene la ciudadanía, lo que a su vez le otorga la residencia, el derecho al trabajo, el deber de pagar impuestos, entre muchas otras cosas más, pero ella sigue siendo colombiana, no ha obtenido su doble nacionalidad, lo que indica que los Estados Unidos no le han otorgado la nacionalidad estadounidense.

Pasa lo mismo con la residencia. Una persona puede optar por residir en un país, y el estado le puede otorgar dicho permiso, con lo cual también arrastrará una serie de derechos y deberes, como el poder trabajar, el deber de cumplir con las leyes, entre otros factores; pero la persona no es ciudadano ni naturalizado por el estado.

Inclusive, muchos países permiten que sus residentes salgan de territorio nacional pero con un límite de tiempo, pues, al excederse, se pierde la condición de residente.

En muchos otros países, el ciudadano puede durar fuera de territorio nacional el tiempo que plazca, pero en otras naciones, aunque se es ciudadano, también se limita a estar por un tiempo limitado fuera de los límites territoriales.

Mientras tanto, aquel que posee la nacionalidad del país, puede vivir fuera de su nación, o vivir dentro y viajar por el tiempo que desee sin que esto repercute bajo ninguna circunstancia en el estatus que poseen sus documentos legales.

Visita también: ¿Cuál es la nacionalidad adquirida?. Ciertamente, en muchos países se permite obtener la nacionalidad de acuerdo a los años en los que una persona ha residido en dicho país.

Como también, muchas personas obtienen la nacionalidad sin residir en el país por medio de otros métodos, y por obvias razones, la nacionalidad permite que la persona resida en el país que otorgó la nacionalidad.

Como anexo, queremos aclarar que en muchas ocasiones los términos de nacionalidad y ciudadanía son confusos por sus similitudes, y gracias a nuestras investigaciones hemos concluido que estas palabras pueden ser utilizadas de manera distinta o indistinta dependiendo del país en el cuál se haga referencia.

En algunos países tanto nacionalidad como ciudadanía refieren a lo mismo y poseen el mismo significado, mientras que en algunos otros, pueden ser similares pero con objetivos diferentes. Publicación: 2019

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *