Las 10 mejores atracciones turísticas de Rusia

Publicado el: 23 Mar 2015 por Luis Linker, guardado en: Rusia - 410 visitas

El país más grande del mundo, Rusia ofrece una amplia gama de experiencias de viaje, desde los palacios más majestuosos de Europa hasta las laderas de las montañas glaciares cubiertas al lago más antiguo de la Tierra. En Rusia encontrarás sitios históricos y actividades culturales en las ciudades más importantes. Si usted llega a explorar los terrenos del Kremlin de Moscú o a vagar por las estepas de Mongolia, una visita a Rusia es una aventura que no se olvidará tan pronto. Estas atracciones turísticas principales pueden inspirar un gran itinerario para un viaje memorable.

destinos-turisticos-rusia

Publicidad
Anuncios de Google

1. La Catedral de San Basilio. Construida entre 1554 y 1561 y situada en el propio centro del corazón de Moscú, esta catedral es uno de los atractivos turísticos más importantes de Rusia. La arquitectura de la Catedral llama la atención de los turistas. Tiene nueve capillas independientes. Cuenta la leyenda que Iván el terrible mandó dejar ciego al arquitecto que la construyó para que no volviese a diseñar nada igual. Pasó por intentos de demolición del estalinismo, el uso de las tropas de Napoleón y a miles de contingencias en casi 500 años. Fotografía de la chica en Moscú: Anastasia R/Flickr.


Publicidad


2. Museo Hermitage. Fundado en 1764 por la emperatriz Catalina la Grande, el Museo del Hermitage en San Petersburgo, el prestigioso Hermitage es un museo más grande del mundo de arte y cultura. Muestra lo más destacado de una colección de más de 3 millones de artículos provenientes de todos los países de Europa: esculturas, cuadros, ropas, relojes, lámparas. Las colecciones ocupan un gran complejo de seis edificios históricos, como el Palacio de Invierno, que fue la antigua residencia de los emperadores rusos. Se necesitan varios días para visitar la mayor parte del Museo.

3. Kremlin. El Kremlin es un lugar de visita obligada para cualquiera que visite Moscú, aunque es de reconocer que hay varios Kremlin en diferentes ciudades de Rusia. Es el hogar de las mejores oficinas gubernamentales de la Nación. Ver categoría: Turismo en Rusia. El recinto amurallado también alberga cuatro catedrales construidas en el siglo 15 y 16, así como varios museos notables. El recinto de 250 acres incluye la Armería, lleno de tesoros reales del pasado, y la Exposición Fondo de Diamantes, una colección de joyas que incluye un diamante de 190 quilates dado a Catalina la Grande.

4. Suzdal. Se encuentra en el centro de Rusia. Una vez se erigió como la capital de varios principados rusos, es una de las ciudades antiguas que el país ha preservado como reliquia del pasado cultural de Rusia. Los que desean experimentar lo mejor de la arquitectura histórica de Rusia, Kremlins, catedrales y monasterios llenos de cúpulas acebolladas no estarán en otra parte mejor que en Suzdal. La ciudad se remonta a 1024, y es como un gran museo al aire libre que transporta a los visitantes en el tiempo. Además es famosa por sus baños de vapor.

5. Lago Baikal. Muchos viajeros del ferrocarril Transiberiano hacen planes para conocer el lago Baikal, el lago más profundo y más antiguo en la Tierra. Lago Baikal contiene alrededor de un 20 por ciento del agua dulce del mundo. Situado en Siberia, tiene 25 de millones de años de edad, y está rodeado por cadenas montañosas. El lago está considerado uno de los lagos más limpios del mundo. Conocida como la Perla de Siberia, el lago Baikal es el hogar de varios resorts, haciendo de la zona en un destino popular de vacaciones.

6. Catedral Santa Sofía. Situada en Novgorod, la ciudad más antigua de Rusia.La Catedral de Santa Sofía está ubicada exactamente en el Kremlin de esta ciudad (Nóvgorod). Santa Sofía mide 125 metros de altura y está decorada con cinco cúpulas espectaculares. La catedral es la iglesia más antigua del país y las tres puertas ricamente talladas de la catedral, se remontan al siglo 12.

7. Isla Khizi. Situada en Carelia, una región en el noroeste de Rusia que limita con Finlandia y el Mar Blanco, la Isla Kizhi es el más conocido por su increíble museo al aire libre. Los carelianos han vivido en la región desde el siglo 13 y se debaten entre las culturas de Oriente y Occidente. La colección del museo cuenta con una iglesia de 120 pies de altura, que es la Iglesia de la Transfiguración de Nuestro Salvador, una estructura famosa por sus 22 cúpulas.

8. Valle de los Geisers. Al oriente del país y exactamente en Kamchatka, encontramos el Valle de los Géiseres un sorprendente lugar que se sitúa como el segundo más grande del mundo en lo que respecta a campo de géisers. El lugar fue descubierto y dado a conocer gracias a la geologa rusa Tatyana Ustinova cuando en Abril de 1941 junto al guía Anysyfor Pavlovich se adentraron en el terreno para realizar una expedición y el resultado fue dicho descubrimiento. Desde ese momento en adelante, el valle se ha vuelto en un punto turístico de interés al hacer turismo en Kamchatka.

9. Monte Elbrús. Si nos vamos al sur de Rusia hasta llegar a la gran cordillera del Cáucaso, en la parte oeste de dicha cordillera encontraremos un enorme monte que en realidad es un volcán, su altura es de 5,642 metros y se considera el más alto de toda Europa y el más alto de Rusia. Como podrán imaginar, el monte Elbrús es un destino de montaña extremo donde el turismo escalada es realizado por expertos y algunos aficionados interesados en la escalada turismo de aventura.

Sobre esto último debemos mencionar que cada año mueren entre quince a treinta personas intentando subir el monte Elbrús, más que todo debido a intentos de grupos de personas que no estaban totalmente preparadas en lo que se refiere a la condición física y porque el equipo que llevaban era bueno pero no lo suficiente; por lo tanto es un lugar muy peligroso. Pero espere, esto no significa que su viaje a al monte Elbrús será solamente para verlo de lejos, la buena noticia es que existe un teleférico que si bien no sube hasta la parte más alta del monte.

10. Tren Transiberiano. Parte del sistema ferroviario más largo del mundo, son las clásicas vías del Ferrocarril Transiberiano de Moscú a Vladivostok, una ciudad cerca de las fronteras de Rusia con China y Corea del Norte. Iniciado en 1891 por el zar Alejandro III y terminado por su hijo, el zar Nicolás II, en 1916, el recorrido se conoce como la ruta de los zares. La mayoría de los viajeros utilizan el tren como el alojamiento durante la noche de un destino a otro. El tren cuenta con clase primera, durmientes de segunda y tercera clase, algunas con baño privado y duchas.



Publicidad
Etiquetas: ,

Historias Relacionadas