Viajar a Brujas, una hermosa ciudad de Bélgica detenida en el tiempo

Publicado el: 31 Oct 2012 por Luis Linker, guardado en: Belgica, Europa - 607 visitas

En la provincia de Flandes Occidental de Bélgica, encontramos una pequeña ciudad llamada Brujas, que proviene del antiguo idioma Noruego, significando “puentes”, debido a la enorme cantidad de puentes que se encuentran esparcidos en toda la ciudad a causa de los muchos canales; lo que recuerda un poco a Venecia, incluyendo los paseos en barca por los mismos canales que transitaron sus antiguos habitantes.

Viajar a Brujas es como volver 800 o 400 años al pasado ya que su arquitectura medieval ha sido reconstruida fielmente y preservada, esto no es de menos, ya que en el año 2000 fue declarada por la UNESCO, Patrimonio de la Humanidad gracias a su importancia histórica, arquitectónica y cultural.

Publicidad
Anuncios de Google

Antiguamente Brujas fue una ciudad fabricante de lana que se unió a una federación de comercio llamada Liga Hanseática. Este hecho trajo mayor prosperidad económica a la ciudad y la convirtió en una de las ciudades más prósperas de Europa en aquella época.


Publicidad


brujas-belgica

Lugares para visitar en Brujas

El Museo Memling

Este lugar hace siglos fue uno de los edificios hospitalarios más modernos de Europa, que hoy exhibe al público algunos de los artefactos y herramientas utilizadas por la medicina de aquel entonces.

La catedral de San Salvador

Esta catedral fue dedicada a San Donatius y desde el siglo X es la iglesia más antigua de Brujas. En ella encontrará todo lo que una catedral posee, como lo son el baptisterio, un púlpito de fina elaboración y todo ello con el toque único que los hermosos tapices le otorgan a la catedral; además encontrará un pequeño museo con reliquias religiosas, artículos usados por lo clérigos en la antigüedad y pintura flamenca de hace cientos de años.

Museo de la patata frita

Este museo es único en el mundo por su excentricidad ya que se dedica exclusivamente a mostrar al público la historia de la patata (llamada “papa” en algunos países) y las papas fritas, teniendo como lema “van patat tot friet” que significa algo así como “de patata a papa frita”. En este lugar no puede dejar de probar las patatas fritas belgas y por supuesto, observar la enorme colección de más de 400 objetos que tienen relación con las patatas y que se usaron en la edad media. Sumado a todo esto, no podemos dejar de mencionar que solo el edificio del Museo de la patata frita es una hermosa construcción del siglo XIV.

Estos son solo algunos de los lugares que puede visitar en Brujas pero basta decir que el solo hecho de caminar por sus calles es algo sacado de un cuento de hadas. Por eso, si usted tiene la oportunidad de conocer esta linda ciudad de Bélgica, no dude en hacerlo.

brujas

Cosas a tener en cuenta al viajar a Brujas

En cuanto al idioma, si usted habla inglés no tendrá problemas de comunicación gracias a que la gente de Bélgica suele dominar varios idiomas pero el neerlandés es el idioma oficial del lugar. La moneda utilizada es el Euro y en cuanto a tarjetas de crédito, debe tener en cuenta que hay pocos cajeros automáticos, aunque se da la ventaja de que son aceptadas en la mayoría de las tiendas y restaurantes. Sin embargo, no está demás llevar un poco de dinero en efectivo.

Recomendación si usted viaja a Brujas, Bélgica

En el día y en la tarde la afluencia de turistas es normal, pero muchos se marchan al anochecer a causa de su cercanía con Bruselas (Capital de Bélgica) ya que toma solamente una hora movilizarse de Brujas a Bruselas y viceversa. Dicho esto, si desea transportarse aún más al pasado, por la noche puede recorrer tranquilamente el casco histórico de la ciudad e imaginarse cómo era la vida hace cientos de años, ver el cielo y las estrellas, pasear en una barca por sus pacíficos canales y disfrutar lo más que pueda de este especial lugar con una perspectiva diferente, la cual de seguro nunca olvidará y querrá volver a repetir.



Publicidad
Etiquetas:

Historias Relacionadas