¿Qué es ser un ciudadano legal?

Qué es ser un ciudadano legal

La ciudadanía es un estado político y civil que vincula a un individuo con un país o estado, dotándolo de deberes y derechos como cualquier otra persona natural, pero que no llega a tomarse en cuenta como naturalizado (nacionalizado). Para ello, se debe saber diferenciar ambos términos, pues, a menudo, son bases para muchas confusiones a nivel mundial, tomando en cuenta que son bastante similares en cuanto a significado se refiere.

En muchos casos, los nacionalizados y los ciudadanos van de la mano, pero no es lo mismo. Visita: ¿Qué determina la nacionalidad de una persona?. Por ejemplo, en los Estados Unidos, una persona puede ser ciudadano americano (como se le denomina en USA) y no ser estadounidense simplemente por no nacer allí o no tener vínculo con ninguna persona de dicha nacionalidad.

Por entonces, ser ciudadano legal en un país significa que dicho estado te otorga residencia permanente, derecho al trabajo, derecho al voto, deber de cumplir la ley y de ser juzgado de romperla, derecho al voto (al sufragio), derecho a créditos hipotecarios, personales y automovilísticos, entre muchas otras cosas más.

Ver artículo: ¿Cuál es la diferencia entre nacionalidad y residencia?. Ser ciudadano te vincula jurídicamente con la nación, no así a sus costumbres, no te da la nacionalidad, necesariamente no debes tener su misma cultura, ni hablar como los nativos de dicho país. Ser ciudadano es tan sólo una condición.

Ciertamente, los mismos nativos y nacionalizados de un país son también ciudadanos puesto que poseen los mismos derechos y deberes que cualquier otra persona que sea de índole jurídica y política.

Es por ello que se debe tomar en cuenta que ser ciudadano y ser nacionalizado son dos cosas totalmente distintas. En Chile, por ejemplo, los inmigrantes optan por un permiso de trabajo, luego por una visa temporaria, y después por la visa permanente.

Ver artículo: ¿Qué es la doble nacionalidad?. Esta visa permanente no los hace ser nacionalizados, pero sí les da algunos beneficios como poder tener cuentas bancarias, poder optar por créditos bancarios, tarjetas de crédito, vivir permanentemente dentro del país, entre otras cosas más.

Como anexo, queremos aclarar que en muchas ocasiones los términos de nacionalidad y ciudadanía son confusos por sus similitudes, y gracias a nuestras investigaciones hemos concluido que estas palabras pueden ser utilizadas de manera distinta o indistinta dependiendo del país en el cuál se haga referencia.

En algunos países tanto nacionalidad como ciudadanía refieren a lo mismo y poseen el mismo significado, mientras que en algunos otros, pueden ser similares pero con objetivos diferentes. Publicación: Ene. 2019

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *