Lenguaje escrito, ¿qué es?

Lenguaje escrito_1

El lenguaje escrito es la forma de comunicación a través de un sistema de escritura, el cual debe ser enseñado. A diferencia del lenguaje oral y el lenguaje de señas, los cuales pueden lograrse aprender de forma empírica y por medio de la demostración y la exposición sin necesidad de la enseñanza. La escritura sí conlleva un proceso de enseñanza y aprendizaje. Aunque, el lenguaje de seña también se puede enseñar a nivel académico.

El lenguaje escrito no es único, es un complemento

A ciencia cierta, el lenguaje escrito resulta ser claramente un complemento del lenguaje hablado. A día de hoy, no existe ninguna lengua, ningún idioma, ningún dialecto y ningún tipo de habla que sea sólo sescrita y no hablada.

Sin embargo, se debe tomar en cuenta que existen lenguas extintas, es decir, lenguas que ya no se utilizan, que ya no poseen hablantes vivos, y que sí se conservan registros, pruebas, documentos y escritos en dicha lengua. Aún así, se sobreentiende que estos escritos fueron un tipo de forma de comunicación de esa lengua que ya se hablaba, es decir,que se comunicaba de forma oral.

La evolución de la forma escrita de una lengua

La forma escrita de una lengua siempre se ha ido modificando en un transcurrir de tiempo más largo y longevo que de su forma hablada. Además, la escritura siempre se ha visto más cuidada que la oral, puesto que en la actualidad y desde hace mucho tiempo, la forma escrita es la manera más formal para poder plasmar transacciones, negocios grandes y documentación importante para acuerdos entre dos o más personas. Por ello, la evolución y los cambios en la forma oral es más común que en la escrita.

Esto trae como consecuencia, en muchas ocasiones, que se origine la diglosia. Esto es la aparición de dos lenguas dentro de un mismo territorio o una misma población. Aunque en ocasiones, sigue siendo un mismo idioma con diferencias en el habla y la escritura, como por ejemplo la situación con el árabe y el chino, sí que al pasar el tiempo terminan diferenciándose a tal magnitud.

Cuando ello sucede, que la forma hablada de una lengua es tan distinta a su forma escrita, tomando la forma hablada más prestigio que la escrita a tal punto que, la hablada debe formar un código escrito nuevo, se puede entonces concluir que se formó un nuevo idioma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *